Mecanismos internos y externos de control y vigilancia


La Constitución Política establece que son funciones del Presidente de la República “la inspección, vigilancia y control del Banco en los términos que lo señale la Ley”. De acuerdo con la ley, el Presidente delega las funciones de inspección y vigilancia en la Superintendencia Financiera de Colombia, y el ejercicio de la función de control en la Auditoría General, quien opera como agencia del Estado con la debida independencia.

En el siguiente cuadro se presenta las entidades externas que ejercen labores de control sobre el Banco de la República 

 

Entidades Labores de control
Congreso de la República Control político
Superintendencia Financiera de Colombia Funciones de inspección y vigilancia por delegación del Presidente de la República
Auditoría General del Banco de la República Función de control por delegación del Presidente de la República
Contraloría General de la República Función de control fiscal sobre las actuaciones del Banco como agente fiscal del Gobierno
Consejo de Estado Control legal de la normatividad expedida por el Banco
Procuraduría General de la Nación Actúa en relación con la conducta de los empleados en casos de faltas disciplinarias
Auditoría Externa para propósitos internacionales Empresa contratada por el Banco de la República para expresar una opinión independiente sobre los estados financieros del Banco

 

En términos de auditoría interna, y atendiendo las funciones asignadas por la Ley 87 de 1993, el Banco tiene un Departamento de Control Interno que administra el Sistema de Control Interno (SCI), una estructura diseñada para examinar la estrategia, la gestión y la evaluación de la entidad. Esta dependencia evalúa, además, los controles vigentes en procesos críticos, asegurando que el Banco cuente con elementos de control tales como verificación, doble intervención (captura y aprobación), segregación de funciones, escalamiento y notificación, automatización y conciliación, entre otros. 

Dentro de este contexto, el Banco ha considerado como buena práctica la implementación y desarrollo del Modelo Estándar de Control Interno (MECI)1. En tal sentido, la institución ha venido desarrollando y fortaleciendo los elementos que conforman el modelo, asegurando un ambiente de control adecuado y una gestión de riesgos coherente con la ejecución de sus funciones.

Asimismo, desde el año 1996 el Banco cuenta con la Unidad de Control Disciplinario Interno, que se encarga de conocer en primera instancia procesos disciplinarios que se adelanten contra sus colaboradores. La principal competencia de esta Unidad es investigar y juzgar, en primera instancia, la conducta oficial de los colaboradores de la oficina principal del Banco2. En cuanto a sucursales, agencias culturales y la Fábrica de Moneda, la Unidad cumple una labor de asesoramiento, ya que la primera instancia corresponde al respectivo gerente o director. En todos estos casos, la segunda instancia es el Subgerente General de Servicios Corporativos, de quien depende la Unidad desde la reestructuración administrativa del Emisor en 2010.

1/ Herramienta de gestión que permite estructurar y estandarizar el sistema de control interno de las entidades del Estado colombiano, para garantizar el logro de sus objetivos y el cumplimiento de los principios que rigen la función pública.

2/ Excepto la de colaboradores que ostenten cargos de igual o superior jerarquía que la de subgerente de la oficina principal, los cuales deberán sujetarse a normas especiales.